Estadisticas y contadores web gratis
Oposiciones Masters



 
 
   
Las Islas Baleares  
 

 

Volver a Regiones vinícolas de España

Binissalem

El nombre de Benissalem procede del topónimo "Banu Ssâlam" (hijos de la paz), aunque hay expertos en la materia que dicen que también puede proceder de "Banu Ssâlim" (hijos de Ssâlim). Esta Denominación de origen se encuentra situada casi en el centro geográfico de Mallorca, cinco son los municipios que le ceden sus viñedos, unas 384 hectáreas: Santa María del Camí, Sencelles, Santa Eugenia, Consell y Benissalem.

La sierra de Tramuntana la protege de los fríos vientos del norte, produciendo un clima benigno que responde a los cánones del mediterráneo suave, con veranos secos y calurosos e inviernos muy cortos. Esto junto con sus condiciones edáficas, suelos calizos, profundos, pedregosos, suelos pardos, de poco relieve, favorecen que se asienten las raíces de las viníferas autóctonas Manto Negro y Callet en las tintas y la Moll en las blancas, base de la personalidad de esta zona. A las que se les ha unido las variedades de Tempranillo, Cabernet Sauvignon y Monastrell en las tintas y La Chardonnay, Macabeo y Parellada en las blancas.

 

Plá i llevant

En el levante mallorquín acaba de nacer una Denominación de origen Plá i llevant, fue aprobada por el gobierno de las islas en el 1999 y mediante el Decreto 134/2000 del 22 de septiembre se aprobó su reglamento y su Consejo regulador. Pero sus vinos son viejos y sus hombres y mujeres son herederos del buen hacer, del primor y la sabiduría de sus ancestrales culturas y pueblos que pisaron estas hermosas tierras.

Abarca en la actualidad a 17 municipios: Algaida, Ariany, Artá, Campos, Capdepera, Felanitx, Llucmajor, Manacor, María de la Balut, Montuiri, Muro, Petra, Porreres, Sant Joan, Sant Llorenç, Santa Margarida, Sine y Vilafranca. Su clima es mediterráneo de inviernos ligeramente frescos y veranos secos y calurosos, y las brisas marinas del verano influyen de manera determinante en estos terrenos próximos a la costa. Sus suelos están formados por rocas calcáreas, las tonalidades rojas de estos suelos provienen del óxido de hierro. Por otra parte, las arcillas y carbonatos cálcicos, junto con el magnesio les aportan su color blanquecino.

En la actualidad en sus 210 hectáreas de viñedo se autorizan las uvas blancas: Moscatel, Prensal Blanc, Macabeu, Parellada, Chardonnay y tintas: Callet, Fogoneu, Tempranillo, Manto Negro, Monastrell Cabernet Sauvignon y Merlot. Estas variedades están produciendo unos vinos con expresión propia, abarcando los siguientes tipos: blancos, rosados y tintos, junto con vinos de licor, de aguja y espumosos.